En New Orleans hubo buenas señales, pero faltó embalarse

El Zurich Classic dejó como principal saldo positivo el 10° corte superado en 13 torneos disputados en la temporada 2014/2015 del PGA Tour. Fueron cuatro recorridos bajo el par (69-70-71-70) y un total de 280 (-8), para ubicarse 59° y quedar a 14 golpes del ganador, el inglés Justin Rose. “Nunca me pude embalar en las cuatro vueltas. Me faltó regularidad para jugar mejor esta semana, porque no logré encadenar 5 o 6 hoyos buenos”, señaló Fabián, cuyo driver no lo ayudó los dos primeros días, a diferencia de los hierros, que en general le fueron fieles.

En la práctica después de la vuelta del viernes, el chaqueño había encontrado algo para rendir mejor con el driver durante el fin de semana, pero esas buenas sensaciones no se tradujeron en el envión que Fabián necesitaba, en un torneo en donde dominaron scores muy bajos. La lluvia en New Orleans también resultó protagonista y obligó a que el único representante argentino en las dos últimas vueltas tuviera que jugar 31 hoyos el mismo domingo. Dentro de todo, había acomodado el score del tercer giro con tres birdies finales (7, 8 y 9), pero en los últimos 18 hoyos entabló una lucha personal para el despegue, que no llegó a concretarse.

“Mejoré esta semana mi juego de las 130 yardas para abajo y eso me dio más chances de birdie. Al mismo tiempo, siento que debo trabajar el putter, aún no estoy conforme”, valoró Fabián.

Del 14 al 17 de mayo vendrá el Wells Fargo Championship para seguir creciendo y levantar el rendimiento los últimos dos días de torneo. Está la certeza de que el nivel de juego puede ser superior; sólo falta que confluyan algunos factores para que se produzca el chispazo.