A soñar juntos en 2016

Todos mis grandes logros de 2015 sirven para relanzarme fuerte en el año que está por venir. Mi primer triunfo en el PGA Tour, haber jugado un Major por primera vez, mi triplete en el Personal Classic y mi casamiento con Pamela, el amor de mi vida, significan un nuevo punto de partida para disfrutar de una temporada todavía mejor. Tengo la tranquilidad de dos años más en el circuito, pero no quiero descansar en ese beneficio, sino redoblar esfuerzos y aprovechar todas las oportunidades que se me presenten, que serán muchas. Bien temprano, en enero, tendré la chance de jugar en Hawaii junto con los otros campeones de la última temporada. Y ya en abril, me resultará invalorable debutar en el Masters, un orgullo para cualquier golfista. Más allá de la emoción que implica ingresar en el field del Augusta National, en ese campo de ensueño me jugaré una carta para llegar lo más lejos posible. Ya el hecho de caminar esa cancha es espectacular, tanto para los jugadores  como para los espectadores, pero al mismo tiempo siento que ese trazado se ajusta perfecto a mi juego.

Tengo bien en claro qué es lo que quiero para 2016: volver a ganar en el PGA Tour y quedar entre los 30 primeros de la FedEx Cup. Cuento con la experiencia y con la fe en mi potencial para conseguirlo, es cuestión de armar el calendario de una manera inteligente y focalizarse en cada torneo. Hasta fines de febrero voy a moverme siempre con mi familia, tal como lo hice en los últimos dos años. La idea es jugar cuatro semanas consecutivas como máximo. Al poder elegir los certámenes, cinco seguidos ya pasan a ser demasiados; como se vienen desafíos muy demandantes, será más importante que nunca dosificar entre los momentos de competencia y de descanso.

En este circo del PGA Tour, un logro abre nuevos horizontes y los caminos que se pueden recorrer son infinitos. Todo se basa en el trabajo constante para llegar preparado técnica y mentalmente de la mejor manera. Junto con mi caddie Coco Monteros y el resto del equipo, siento que tengo todos los elementos a mano para que 2016 sea todavía más brillante que 2015. Por supuesto, siempre con las voces de aliento de ustedes y el respaldo clave de mis sponsors: Mercedes Benz, Familia Bercomat, TaylorMade y Titleist. ¡Animémonos a soñar juntos!

PGA Tour